miércoles, 27 de enero de 2010

El aprendiz


Es una de las figuras más sencillas,y aun hoy, es una de las que me cuesta más describir.

Su aspecto, deslumbra casi siempre a aquel que quiere mirarlo.. pero ni siquiera el sabe el porqué de su luz cegadora.

Suele con silencios ocultar sus pensamientos pero resulta inevitable poder leerle la mente alguna que otra vez. Rara es la ocasión que me desvela lo que siente y cuando lo hace no deja indiferente a mi inútil protección.

Descubrí su magia antes de conocerla y ello me hizo apresurarme en pensar que estaba preparada para conocer su esencia. Fue la única vez que me equivoque con este joven 
instruido, y se que si no hubiera cometido tal error quizás el aprendizaje ahora seria mutuo.

Posee un don inconfundible a mis ojos que tan solo yo se explicar, y es capaz de cambiar mi registro vocal con gestos casi indetectables. 

Es una pena que no actue por sus verdaderos instintos, pero aun le queda mucho por 
aprender,puede que yo no tenga nada que enseñarle y puede que el tenga tanto que ayudarme a entender..

The bubble burst

Avisé de su fragilidad y pese a todo soporto el paso del viento, de las lluvias y de las noches frías. Os dije que al final no aguantaría tanta presión. Ahora puede que alguien se lamente de su no-existencia, incluso me atrevo a decir que alguna persona la eche de menos. 

Las madrugadas sin dormir difuminaron cualquier atisbo de sueño y al parecer su fina y casi invisible capa de vida se debilitó cada vez más sin que apenas nadie se diese cuenta.

Se había acostumbrado en cierta manera a los cambios bruscos de la meteorología y quizás por eso algunos se confiaron y la creyeron indestructible. Cuan equivocados estaban sin saber que algún día la burbuja reventaría.

Ahora ya no existe materia para su reconstrucción, y tendré que conformarme con el recuerdo de su suave textura.. delicada, ligera e imposible. Quizás su creador desee que vuelva, pero aunque consiga algún día crear nuevas y perfectas burbujas, ninguna será como la que hoy, con la nueva brisa del imperio reventó y se volatilizó.

domingo, 24 de enero de 2010

Fénix

Las cenizas que descansan sobre la tierra hacen que el caminar sea mucho más difícil. No puedo ir demasiado rápido ya que corro el riesgo de resbalar, pero tampoco puedo ir despacio porque los restos de la última combustión espontánea me quemarían seguramente los pies.

Queda poco del lugar que recuerdo, y el cambio en esta ocasión, desconozco si es para mal o para bien.

El paisaje se presenta alieno y no se por donde empezar a buscar. La temperatura es distinta y mi cuerpo no está acostumbrado a los cambios bruscos. Aun así, mi mente tiene la orden de seguir adelante aunque me flaqueen las piernas en ciertas partes del paseo.

Los pocos árboles que quedan han mudado el follaje y los lugares donde solía refugiarme ahora están cubiertos del polvo gris y espeso que queda tras un incendio. Además las ascuas se esconden en los sitios que antes eran mas confortables, sitios que ahora se han convertido en verdaderas trampas mortales para mi y para mi alma. Esta, que llena cada espacio vacío de mi cuerpo es la que peor se encuentra.. no se cuanto tiempo tardará en curarse, y ni siquiera se si logrará volver a ser la que era.. 






Son demasiadas catástrofes en el imperio, al menos el sol sigue siendo el de siempre.