miércoles, 30 de marzo de 2011

Índigo

Ahora cabe mucho más aire porque la rabia me ensancha el alma.. El pecho se ha quedado vacío por unos instantes y el espacio se multiplica dejando escapar los últimos suspiros de día. Me aviso a mi misma que el día se hará mucho más corto, y es que la noche se alarga por la falta de sueño. Las cosas que son porque suceden y las que no son porque jamás ocurrirán. Que las ganancias positivas de lo perdido nos devuelvan las ganas de dormir, entonces allí, en mi vigilia favorita, la de los azules menos claros podré decir que las cosas pasan como yo había planeado.



Las cosas nunca son justas para todos
.

lunes, 21 de marzo de 2011

No lo sé.

No se donde irá el amor cuando nos vayamos.
¿ Las emociones fuertes y eternas ?
¿ Donde se quedan los suspiros que nos hemos guardado ?
Los llantos incontrolables, las sonrisas invisibles y los besos robados. ¿ Donde van ?
Me pregunto donde ser guardan todas las promesas, las falsas y las reales, ¿ Están en el mismo sitio ?
Cuando yo ya no este, ¿ Sobrevivirán mis abrazos ?
Si me voy pronto, todas las cosas que no he hecho, ¿ Se vendrán conmigo al otro lado ?.
Y las cosas malas que no recuerdo, ¿ Me seguirán aunque fuesen errores o fallos ?.
Espero que se queden mis hazañas, si es que alguna vez hice alguna.
Quiero llevarme conmigo las cosas malas y las buenas, con las dos he vivido al fin y la cabo.
No se que quedará cuando me vaya, espero que no quede amor, porque espero haberlo gastado.





Quizás no importan las sobras si no lo aprovechado.