martes, 24 de abril de 2012

Bittersweet.


Preferia no pensar en ti, no acordarme de como respirabas, pero al final me has venido a la mente y disfrutaré por un corto periodo de tu sabor agridulce antes de irme a la cama. Busco el momento en el que empezó a desmoronarse lo que habias construido como un muro indestructible... recuerdo el momento exacto en el que me di cuenta de que me había equivocado, me costó admitirlo, pero fue más complicado si cabe vivirlo. También me viene a la mente aquel momento oscuro en que adivine en tus ojos una mirada diferente, eran tus ojos, unos ojos que jamás me habián mirado de esa manera, entonces floté. Esta es la parte dulce del capítulo, prefiero no recordar la parte amarga, hoy me gustaría dormir.



Somos seres ultrasensitivos es un mundo sin sentido