martes, 27 de noviembre de 2012

La génesis ferviente.



Ella construye lo que jamás imaginaste.
Y si la abandonas puede que se derruíbre todo en lo que crees
Te puede guiar a oscuras, de gravedad invisible.
Da luz a almas eternas y a corazones indestructibles.
No es vanidosa ni interesada, te apoya en aquello que decidiste.
Es como una magia que recorre todo tu cuerpo.
Te hace valiente en los momentos difíciles.
Mística y delicada se hace fuerte en tu interior.
Crece donde la necesiten, no hace diferencias o excepción.
Te hace paciente y creyente en los momentos mas duros.
Es una fuerza inagotable que te guía a tu futuro.
Puedes fallarle no te preocupes es comprensiva y sabrá perdonarte.
Es tu FE, volverás de ella a enamorarte.



Nuestro Dios si existe, os quiero.

lunes, 19 de noviembre de 2012

La ley de los números impares

No atendía a razones, pasó mucho tiempo haciéndoles caso.
Sólo se llevo las postales y su caja de botones.
Estuvo triste, pero no le duró para siempre, como todo.
El tiempo creció relativo en su reloj favorito.
Se sentaban toda las tardes, ella y sus manias.
No supo controlar la tormenta, se movia entre las corrientes. 
Le ganó la desidia, no encontró en semanas las ganas de dormir.
Bailaba sola y a oscuras, ya nunca tuvo miedo a tropezar.
No llevaba la cuenta exacta de los dias. 
Escribió con el dedo índice en el aire su última promesa.
Su secreto flotaba en la atmósfera terrestre.
Llevaba un poco mal el silencio, aprendió a silbar.
Descuidó su letra, ya no acentuaba su nombre.
Perdió el énfasis su respiración nocturna.
Supo que era impar y no existía código binario para ella.
Decidió que no quería volver hasta que no olvidase porque se fue.


Mi fe no ha salvado ninguna vida, aun.