lunes, 9 de septiembre de 2013

"Le vent venant"


Hoy no te quiero contar nada.
Me cuidaré en las yemas verdades explícitas.
Discuten, mis ojos y mis hombros.
Será porque observo y bailo a la vez.
Sin sabor, el sudor de la segunda siesta.
Se escurre en la nuca con clase cosaca.
Calculando la mecánica improvisada.
Para que todo parezca cogernos por sorpresa.
Ciclos del sueño que nunca se ponen de acuerdo.
He visto que has puesto los relojes en hora.
Certezas que queman sólo si las sabes.
Y cuando no, te hierven en las venas.
Autodidacta, conoces el fallo del discurso.
Aun así sueles leerlo con todas tus faltas.
Recuerdas escenas falsas o desconocidas.
Al final se convierte en familiar la carga.
Estricta lógica la de tus castigos.
Sin guardar perdón a la primera persona.
Me gusta si no sabes nada, tan bonita.
Que pequeñita te quedas a oscuras.





Podré ser la ola, sólo si me rompo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario