miércoles, 20 de noviembre de 2013

Holometabolismo

Hoy le he pedido a eso que hay ahí dentro que salga, merece ver el espectáculo. 
Promete no manchar las paredes y me ha jurado que no va a llorar. 
Es lista, te ha mirado por las noches,  las impares. 
Esas cuando giro una vez a la derecha y dos a la izquierda. 
Conoce bien la habitación del ruido, donde el diálogo se transforma. 
Opina bien sobre todo, y sobre todo intenta ser imparcial. 
Se ríe casi tanto como yo si me encuentro al nivel del suelo. 
Me se el principio, vivimos lo contemporáneo, también me se el final. 
La franja paralela es invisible, aunque puede durar para siempre. 
Arden las palabras intermitentes con el simple contacto entre la piel.

Y así, besó el niño al insecto azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario